Davos, la gran transformación y el empleo

fran_foto
facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedin

La 42° reunión anual del Foro Económico Mundial terminó hace unos días, con los líderes empresariales urgiendo para promover el crecimiento económico y el empleo, especialmente para los trabajadores más jóvenes. Entre los asistentes, y con el “documento de fondo” centrado en el empleo, se reflejan muchas reflexiones y opiniones de expertos de Recursos Humanos y directivos de estrategia de las más grandes compañías del mundo.

Y, además, las voces del  ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, y los presidentes del Santander, Ana Botín; BBVA, Francisco González; Iberdrola, Ignacio Sánchez-Galán; Ferrovial, Rafael del Pino; Acciona, José Manuel Entrecanales; y el CEO de Telefónica, José María Álvarez Pallete, entre otros empresarios españoles, que han participado estos días en la edición 2016 del tradicional Foro Económico Mundial de Davos.

Gran reflexión sobre empleo y transformación en un alto nivel

“El empleo debe ser nuestra prioridad número uno”, dijo Vikram Pandit, director ejecutivo de Citi. A esto añadió el director de Unilever, Paul Polman: “Es inaceptable que 200 millones de personas (en el mundo) no puedan entrar al mercado laboral”.

Y una idea generalizada: “Para conducir este crecimiento, indispensable para recuperarse de la recesión mundial, los gobiernos tienen que proveer las condiciones adecuadas, políticas y liderazgos oportunos. Y eso lo hacen las personas”.

Entre las anotaciones para nuestro sector de #RRHH y dirección, algunas claves. En cinco años llegará “la gran transformación”, que hará variar modelos fruto de la disrupción tecnológica que afectará a variables socioeconómicas, geopolíticas y demográficas.

Tendremos nuevos oficios. Según el informe de Davos, los cambios tecnológicos y demográficos destruirán más de siete millones de puestos de trabajo antes de 2020, dos tercios de los cuales serán rutinarios trabajos de oficina, como la mayoría de roles administrativos. La mayoría de los nuevos trabajos requerirán formación en ciencia, tecnología, ingeniería o matemáticas. Encontrar maneras de retener a los mejores talentos será una prioridad para todas las empresas. Incluso en los campos laborales en los que se va a destruir empleo, los roles serán cada vez más especializados. Es más, en este nuevo entorno,los cambios en el modelo de negocio se convierten de forma inmediata en un cambio de las competencias demandadas, sin apenas tiempo de transición. Incluso en los trabajos cada vez menos demandados se requerirán habilidades inexistentes hasta la fecha. La amenaza de la automatización puede convertirse en una profecía autocumplida, si empleados y empleadores no abordan el problema desde hoy mismo. Según el informe de Davos,  si no nos anticipamos a la amenaza, tendremos que estar dispuestos a pagar un altísimo coste económico y social.

Como digo, son algunos los directivos de RR.HH. que han participado en el informe  del Foro Económico Mundial y después de repasarlo por distintas fuentes, anotamos algunas recomendaciones para los responsables de personas de nuestras organizaciones. Es necesario potenciar y centrarnos en el talento. Nos tendrá que ayudar el desarrollo de la educación y sus políticas, además de la regulación laboral. Cinco años pasan muy rápido. Vamos a prepararnos, sin abandonar el aprendizaje y nuestra creatividad en el día a día.

Fuente: fororecursoshumanos.com

Comments are closed.